Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 10 de octubre de 2012


Política Agropecuaria: Multifuncionalidad y Turismo Rural van de la mano ( 1 )
(1) Agropost 122, Comunicación Bimestral del CPIA, "El Consejo de los Profesionales del Agro, Agroalimentos y Agroindustria, octubre-noviembre 2012,www.cpia.org.ar ·
2 )Ing. Agr. Ernesto Barrera , Coordinador del Área de Turismo Rural de la Facultad de Agronomía de la UBA y Presidente de la Cámara Argentina de Turismo Rural (CATUR)

En los Alpes los agricultores mantienen sus vacas con subsidios del Gobierno para solaz de los turistas que no los conciben sin pastores ni ganado. Como ellos, en toda Europa muchos miles de agricultores se dedican al turismo. En los EEUU el Gobierno, hace ya muchos años impulsa el turismo rural y si existe un ejemplo a imitar en materia de rutas alimentarias, en particular del vino, éste es el Valle de Napa en California, un modelo mucho más progresista y equitativo que los europeos y que la mayoría de los que se desarrollaron en América Latina.
 En China, donde existe una gran brecha entre la calidad de vida que disfrutan los campesinos y los citadinos, recientemente los Ministerios de Agricultura y Turismo han firmado un acuerdo para promover el turismo porque le otorgan un potencial importante para desarrollar los territorios rurales. Los países preocupados por la calidad de vida de las zonas rurales promueven el turismo rural sustentando esas decisiones en el concepto de la multifuncionalidad. Creemos que también es válido para nuestro país y que debiera orientar muchas de las decisiones de política agraria que se toman.
 Desde esa perspectiva, el suelo, a través del trabajo agrario, es sostén de la producción alimentaria, pero también de paisaje, cultura y tradiciones. Sustenta la población rural y protege las cuencas que dan agua a las ciudades. Estos bienes, algunos intangibles, ya tienen valor en el mercado. El turismo es la vía para producir la valorización.
Debemos promover el turismo rural en pago por todos los frutos que generan nuestros productores. Se requiere capacitación, promoción y estímulos asociativos y, muy especialmente, contar con la capacidad de articular creativamente productos turísticos que ofrezcan la identidad territorial. Sin dudas el turismo rural crecerá mucho más; pero no es seguro que ese crecimiento beneficie centralmente a los actuales pobladores rurales. Lo más probable es que lo aprovechen citadinos, argentinos o extranjeros, neo-rurales o urbanícolas desengañados que tienen más conocimiento que aquellos y forman parte de redes sociales más amplias lo que les facilitan la comercialización.
 Una política activa en torno al uso multifuncional del suelo podría ayudar a cubrir la creciente brecha de rentabilidad que existe entre las economías regionales y la economía de la Pampa Húmeda. Brecha que la espontaneidad del mercado no resolverá con equidad.
La mirada política sobre el turismo rural debe ser integral, lo que supone considerar el proceso de concentración de la tierra que genera el desarrollo tecnológico. El gráfico siguiente muestra cómo ha disminuido el número de establecimientos agropecuarios desde la década del 60.

El turismo rural puede ser un instrumento para atenuar el impacto expulsor de población del desarrollo tecnológico. El turismo rural puede ser, a la vez:
• una estrategia de Desarrollo Rural,
• una estrategia de agregación de Valor a la producción,
• una estrategia de diversificación del turismo,
• una estrategia de inserción laboral de la mujer rural,
• una estrategia de inserción laborar de los jóvenes rurales,
• una estrategia de valorización de la cultura rural.

Esta mirada supone el compromiso de diferentes organismos del gobierno.
El turismo rural no es una moda efímera. Los turistas se arriman al mundo rural, atraídos porque allí les ofrecen bienes que cada vez serán más escasos en las ciudades: tranquilidad, naturaleza, alimentos sanos y tradiciones.
El turismo rural, como el cereal, la carne o la leche, es un genuino fruto del campo. Se produce con los mismos insumos: paisaje, mano de obra rural, animales y equipos de trabajo, además del hogar de una familia de campo.
Esta no es una consideración trivial, implica que ésta actividad tiene el mismo carácter que cualquier producción agropecuaria.
El turismo rural, que tiene a mujeres y jóvenes como grandes protagonistas, puede realizar una contribución significativa al desarrollo agropecuario y rural. Beneficia tanto a una gran Estancia como a un pequeño productor o a una comunidad indígena que hayan conservado su cultura y sus tradiciones. No importa si el clima es seco o lluvioso, si el suelo es yermo o fértil. En cada rincón del país hay una posibilidad para éste negocio.
El turismo rural abarca muchas modalidades turísticas: Agroturismo , Turismo de Estancias, Ecoturismo, Granjas Educativas, Agroindustrias Rurales, Caza, Pesca, Artesanías Rurales, Fiestas Rurales, Turismo indígena, Turismo en Pueblos, Rutas Alimentarias, Turismo Salud, Turismo de los Inmigrantes, Turismo Religioso y muchas más.
Éste gobierno es el que más ha invertido en el desarrollo del turismo ruralEl organismo que mayor aporte ha realizado es el Ministerio de Agricultura, luego siguen los Ministerios Turismo, de Industria y de Desarrollo Social. Esta inversión podría haber sido más eficaz si se hubiera ejecutado con objetivos compartidos y siguiendo una política unívoca, no ha sido así.
Es por ello que la reciente firma de un convenio para promover el turismo rural entre los Ministerios de Agricultura, Turismo y Desarrollo Social alienta mucha esperanza en el sector.
La Cámara Argentina de Turismo Rural (CATUR) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) están organización el Foro Nacional de Turismo Rural Mil x Mil que reunirá a mil productores y emprendedores rurales. No dudamos que de ésta reunión surgirán ideas y propuestas valiosas para aportar.
 Estamos convencidos que el turismo rural prosperará cuando se logre una férrea alianza entre el sector privado y el Estado. No se trata de convertir a los agricultores en jardineros, ni de abandonar producciones tradicionales, sino de brindarle a nuestra gente la posibilidad de desarrollarse allí donde nació y quiere quedarse, reconociendo que las nuevas demandas de la sociedad nos brindan la oportunidad de valorizar los recursos y la cultura del campo, labrando la tierra de una manera diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimados Seguidores: esperamos sus comentarios y todas las preguntas que quieran realizar, éstas seran respondidas a la brevedad posible.

Agradecemos su lectura y difusión.

Informacion subida por Gonzalez Graciela -Webmaster-