Buscar este blog

Cargando...

jueves, 24 de abril de 2014

El impacto sobre enfermedad cardiovascular de la ingesta de sodio



El impacto sobre enfermedad cardiovascular de la ingesta de sodio
Usando modelos de simulación de computadora, un grupo de investigadores de EEUU calculó en números, cuál sería el rédito poblacional de reducir la ingesta de sal en 3 gr por día. Concluyeron que la intervención sería beneficiosa con la siguiente proyección: disminución anual de 60 a 120 mil de eventos coronarios nuevos, de 32 a 66 mil nuevos casos de accidente cerebrovascular, de 54 a 99 mil casos anuales nuevos de infarto agudo de miocardio y del número anual de muertes de 44 a 92 mil.

La intervención tendría un impacto diferente en distintos segmentos poblacionales, pero todos se beneficiarían. Los individuos de raza negra se beneficiarían proporcionalmente más, pero mujeres obtendrían mayor beneficio en reducción de ACV que hombres, individuos mayores se beneficiarían proporcionalmente con mayor reducción de eventos coronarios y adultos jóvenes con menor mortalidad.

A continuación hicieron la comparación con otras intervenciones de estilo de vida en la disminución de eventos coronarios. Si se utiliza la estimación de máxima que produciría la reducción en la ingesta de sal de 3 gr día, esta intervención lograría el mismo beneficio que una disminución del consumo de tabaco del 50 %, un 5 % de reducción de índice de masa corporal en individuos obesos o el uso de estatinas en sujetos con riesgo CV bajo o intermedio. Los beneficios en disminución de ACV serían aún mayores.

En el análisis de costo efectividad recalcan que aún una disminución de 1 gr por día en la ingesta de sal que se lograra gradualmente a lo largo de 10 años, lograría mayor efecto que tratar a todos los hipertensos con medicamentos antihipertensivos durante ese período.

En conclusiónla simple disminución de la ingesta de sal en 3 gramos por día tendría un impacto impresionante en los costos y en los beneficios de poblacionales de enfermedad CV.

En la discusión de este artículo caben varios comentarios. Si bien cambios en los hábitos de vida son difíciles de lograr, hay experiencias previas en la efectividad de campañas públicas para disminuir el consumo de tabaco. Y en realidad, a pesar de la efectividad y bajo costo que significa disminuir la ingesta de sal, son muy pocos los gobiernos que han encarado este tema con seriedad.

La cautela con este tipo de análisis está en que se presumen ciertas condiciones, que como aclaran los autores, son basadas en datos de estudios de intervención en pacientes con enfermedad y no siempre pueden extrapolarse a la población general con certeza.

Pero más allá de magnitudes de efecto, es importante recalcar que es una intervención simple, de muy bajo costo y que no ha sido explorada en forma práctica y seria todavía.

Fuente: Kirsten Bibbins-Domingo, Ph.D., M.D., Glenn M. Chertow, M.D., M.P.H., Pamela G. Coxson, Ph.D., Andrew Moran, M.D., James M. Lightwood, Ph.D., Mark J. Pletcher, M.D., M.P.H., and Lee Goldman, M.D., M.P.H. Projected Effect of Dietary Salt Reductions on Future Cardiovascular Disease. N Engl J Med 2010;362:590-9.


Buenos Aires, 22 de Abril de 2014












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimados Seguidores: esperamos sus comentarios y todas las preguntas que quieran realizar, éstas seran respondidas a la brevedad posible.

Agradecemos su lectura y difusión.

Informacion subida por Gonzalez Graciela -Webmaster-