Buscar este blog

Cargando...

jueves, 25 de agosto de 2011

Lo que hay que saber para que un juguete no sea un problema



Qué es adecuado y qué no, según las edades
LA NACION 19/ 8 /12
 
 
 
 
La inminencia del Día del Niño (se celebra el domingo) nos enfrenta a una oferta cada vez más variada de juguetes. A la hora de elegir, son múltiples los factores para tener en cuenta: desde las demandas de los chicos hasta el bolsillo. Pero un factor que no debe descuidarse es la seguridad, y para evaluarlo hay que preguntarse: ¿es adecuado el juguete para el chico al que va destinado?
"Muy frecuentemente escogemos los juguetes que nos gustan a nosotros y no los que se acomodan a la edad y a las características madurativas de los chicos", afirma el doctor Jorge Fiorentino, jefe del Departamento de Urgencia del Hospital de Niños, que desde su lugar de trabajo está en contacto con los efectos no deseados de juguetes inadecuados, cuando no peligrosos.
"Lo más alarmante de los últimos años sigue siendo la ingestión de cuerpos extraños, de los cuales los más peligrosos, por lejos, son las pilas botón, que son un componente de casi todos los juguetes eléctricos -señala Fiorentino-. Si estas pilas se alojan contra la pared del esófago o del intestino pueden perforarlos, causando una infección con peligro de muerte."
A la hora de comprar un juguete a pilas, es fundamental que el compartimento que las aloja sólo pueda ser abierto con un destornillador. Eso vale no sólo para los juguetes alimentados por pilas botón, ya que han llegado a la guardia chicos con pilas AAA en su estómago, recuerda Fiorentino.
"En los menores de 3 años es muy importante que los juguetes no tengan piezas pequeñas, porque en esa etapa se llevan todo a la boca. Además, es muy importante verificar que no estén construidos con materiales tóxicos, como los ftalatos (componentes de ciertos plásticos flexibles), ya que los chicos los chupan", recomendó la doctora María Inés Lutz, pediatra que preside la Subcomisión de Salud Infantil y Ambiente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).
Los juguetes para chicos chicos no sólo no deben contener piezas pequeñas, agrega el doctor Fiorentino, sino que no deben ser de una fragilidad tal que, al romperse, generen piezas pequeñas, punzantes o cortantes.
Ocurre que el desgaste o mal uso de un juguete puede ser el factor que los vuelva peligrosos. En ese sentido, Fiorentino advierte que son frecuentes las lesiones con juegos que imitan a escala los juegos de las plazas.
"Esos juegos de plástico, con elementos de caño, que imitan las calesitas, las hamacas o los subibajas de las plazas, generalmente quedan a la intemperie y se deterioran fácilmente." El resultado son caños que se oxidan y se rompen, y con los cuales los chicos se cortan.
"Además, suelen ser juguetes que no se adaptan a la anatomía de los chicos, por lo que son frecuentes las caídas y los golpes. Son juegos para que jueguen chicos pequeños ayudados por un mayor, pero que cuando los chicos los empiezan a usar solos terminan subiendo al hermanito menor a la calesita, la hacen dar vuelta rápido y el más chiquito sale volando..."
A la lista de juguetes que deben ser utilizados bajo la supervisión de los adultos se suman todos aquellos alimentados por corriente eléctrica, afirma Fiorentino, y cita casos de quemaduras generadas por juguetes como el Scalextric.

No a la violencia

"Desde la SAP desaconsejamos todo tipo de juego que tenga que ver con armas, ya que tenemos una sociedad demasiado agresiva como para darles herramientas a los chicos que los introduzcan en un mundo violento -comenta la doctora Lutz-. Lo que hay que buscar es el juego creativo y el juego que ayude a socializar a los chicos."
Para ello es fundamental tomar en cuenta la edad y las características de cada chico. "Si al chico le gusta la acción, probablemente sea positivo regalarle algo relacionado con el deporte -dice Fiorentino-. Hay que pensar qué necesita cada chico; a un chico muy inquieto no le voy a regalar un arco y flecha, en todo caso tendría que buscar algo que les permita estimular destrezas intelectuales."
"A veces los padres dicen que los chicos son ansiosos o nerviosos, y en muchos casos es porque les faltan juegos tranquilos -agrega Lutz-. Un buen juego puede ser también un libro, que es algo que los chicos valoran mucho y que los adultos no consideramos como un buen regalo."
"Algo que habría que rescatar es la construcción de juguetes, como los barriletes, ya que más allá de lo que las publicidades les venden, los chicos aprecian mucho el tiempo que los papás les dan", concluyó Lutz.
A CADA EDAD
  • Hasta 1 año de vida. Se aconsejan juguetes que llamen la atención del niño por ser atractivos a la vista, el oído o el tacto.
  • De 1 a 2 años . Los mejores juguetes para esta edad incluyen libros de tela o plástico, con ilustraciones grandes; juguetes con piezas (grandes) que se unen; juguetes de arrastre o empuje.
  • De 2 a 5 años . Empiezan a desarrollar habilidades andando en triciclo, tienen un mejor control de los dedos y la habilidad para construir con bloques grandes. Se aconsejan materiales no tóxicos para dibujo y artes manuales, instrumentos musicales y juegos para uso al aire libre.
  • De 5 a 9 años . Los juguetes deben ayudar a fomentar el desarrollo de habilidades, de la creatividad y el desenvolvimiento social. Se aconsejan patines, juegos de imitación (juegos de té, de cocina, etc.), juegos que estimulen las expresiones artísticas (marionetas de mano, pintura) y equipos deportivos.

  • De 10 a 14 años . Son apropiados las computadoras (con supervisión de los adultos), los microscopios, los juegos de mesa y equipos para deportes al aire libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimados Seguidores: esperamos sus comentarios y todas las preguntas que quieran realizar, éstas seran respondidas a la brevedad posible.

Agradecemos su lectura y difusión.

Informacion subida por Gonzalez Graciela -Webmaster-